Un tesoro en el buzón.

Los carteros ya no lucen gorra de plato
Ni sonríen como en las películas
Pero en ocasiones dejan en nuestro buzón pequeñas sorpresas
Como esta tarjeta, matasellada el día en que presentamos el libro de Irene
Y franqueada con un sello que reproduce la portada de su libro
Pequeños milagros cotidianos
Pequeños caprichos filatélicos

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s